Una pareja fue asesinada a balazos mientras estaban descansando bajo la sombra de un árbol fuera del Hospital General.

La ejecución fue frente a empleados del nosocomio, ya que algunos estaban saliendo de turno y esto provocó que algunos entraran en pánico.

Testigos indicaron que la mujer se llamaba Laura y le faltaba la pierna izquierda, ella pedía dinero en el cruce de Américas y 16 de septiembre. Al sujeto le apodaban “El Tatus” y a veces se le veía trabajando de parquero.

Agentes de la policía municipal colocaron el acordonamiento con cinta amarilla y roja, para evitar que usuarios y empleados entraran a la zona del crimen, en calles Ignacio Zaragoza y Juan Escutia.

Personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) trasladaron los dos cuerpos, para practicarle la necrocirugía de ley.