Una lluvia intensa con granizo se precipitó en varios lugares de la ciudad dejando el suelo blanco como si se tratara de una nevada.

La zona más afectada por la inundaciones fue el suroriente lo que dificultó el trafico ya que desde la 8:00 am de la mañana empezó a caer la llovizna.

El viento sopló a 50 km por hora de suroriente al noroeste desviando las nubes al rumbo de Anapra y nuevo México.

El Director de Protección Civil Efrén Matamoros pidió a los ciudadanos que extremen cuidados ya que existe la posibilidad en un 30 % de que continúe la lluvia.

La recomendaciones se extienden a los conductores que no transiten por las zonas de mayor inundación para evitar accidentes tal es el viaducto Díaz Ordaz, el paso a desnivel de la calle Insurgentes, el que está debajo del puente Paso del norte, los arroyos Jarudo, Víboras y del Mimbre.